2 RESIDENTES CONFINADOS EN CRUCERO EN BRASIL

Los residentes de Palm Beach, Brad y Susan Gary, se encuentran entre los aproximadamente 300 pasajeros confinados en sus cabinas mientras su crucero se encuentra detenido indefinidamente en un puerto en Brasil después de que un pasajero se enfermó y dio positivo por COVID-19.

 

Los Garys dijeron el domingo que están bien y están siendo tratados bien, pero a los pasajeros no se les ha dicho cuándo el barco podrá reanudar su viaje a lo largo de la costa brasileña, hacia el Caribe y hacia su destino final, Fort Lauderdale.

 

La pareja de jubilados dijo que se sienten incómodos al estar atrapados en circunstancias inciertas, a miles de kilómetros de su casa.

 

Autor: Edwin Marti