Más de 800 delincuentes fueron arrestados en la operación ANOM

Autor: Camila González | Internacionales

La maniobra, liderada por el gobierno de Australia y el FBI, utilizó una aplicación secreta para infiltrar a 300 grupos criminales en 100 países. Los delincuentes fueron arrestados después de usar una aplicación de mensajería cifrada del FBI.

De acuerdo con las autoridades, el éxito de la operación radicó en que se distribuyeron entre los delincuentes dispositivos con la aplicación ANOM. Esto permitió a la policía monitorear sus conversaciones sobre tráfico de drogas, lavado de dinero y sicariato.

Todo comenzó cuando el FBI utilizó su propia compañía de dispositivos encriptados llamada ANOM. Los dispositivos fueron usados por altos rangos criminales, lo que generó confianza entre criminales. (Klonopin) De esta manera, agentes lograron que los mismos líderes de bandas criminales distribuyeran los dispositivos.

Según la policía australiana, el narcotraficante fugitivo Hakan Ayik, fue vital para el éxito de la operación. Ayik, “sin saberlo, recomendó la aplicación a sus asociados criminales después de que agentes encubiertos le entregaran un teléfono”.

Hakan Ayik, reconocido delincuente en Australia escapó a Turquía

El alcance de la operación fue tal que casi 12.000 dispositivos fueron entregados, en más de 100 países. Casi 9.000 agentes de policía en todo el mundo estuvieron involucrados.

Asimismo, en el operativo también se incautaron drogas, armas, vehículos de lujo y dinero en efectivo. Más de ocho toneladas de cocaína, 250 armas y más de US$48 millones en varias monedas y criptomonedas en todo el mundo fueron incautadas.

Autor: Edwin Marti