Mascotas en peligro por sapos venenosos «BUFO»

Hay un anfibio en Florida que es tan tóxico y puede matar a tu mascota en minutos.

Los sapos de caña, también llamados sapos bufo, son un animal invasor que prevalece en Florida. Son nativos de América del Sur y Central, pero los expertos en vida silvestre dijeron que fueron introducidos por primera vez en Florida en  para controlar las plagas agrícolas en la caña de azúcar en las décadas de 1930 y 1940.

En la década de 1950, un importador de mascotas liberó alrededor de 100 sapos de caña en el aeropuerto de Miami, según investigadores de la Universidad de Florida.

Desde entonces, la especie se ha extendido por gran parte del sur y centro de Florida y es altamente tóxica para las mascotas. También son increíblemente difíciles de controlar y las hembras pueden depositar hasta 60.000 huevos al año.

Sus depredadores son limitados ya que los sapos de caña son tóxicos durante casi toda su vida, desde los renacuajos hasta la edad adulta.

Ahí es donde entran los cazadores para ayudar a detener la propagación de esta especie invasora.

Los sapos exudan una sustancia blanca tóxica como mecanismo de defensa.

Para matar humanamente a los sapos de caña, la práctica adecuada es rociarlos con benzocaína, como Orajel, o un spray de primeros auxilios, que los pone a dormir. Luego debes meterlos en una bolsa de plástico y dejarla en el congelador durante tres días para asegurarte de que el sapo muera antes de tirarlo a la basura.

Autor: Edwin Marti

1win es fiable